Make your own free website on Tripod.com

 

INSTRUMENTOS DE CUERDA

 

LA GUITARRA

 

 

 Instrumentos como la GUITARRA existen desde tiempos antiguos, de hecho algunas teorías sostienen que su antepasado fue el laúd caldeo-asirio y otras que provienen de la cítara griega. Etimológicamente el término proviene de kithara (egipcio) o de kezarah (asirio). La primera referencia escrita data del siglo XIII y se encuentra en las Cantigas de Santa María del rey Alfonso X el Sabio. En su forma antigua tenía tres pares de cuerdas más una sencilla (la más aguda). Se desarrolló probablemente en España, donde en el siglo XVI fue el equivalente en las clases bajas y medias de la aristocrática vihuela, instrumento de similar forma y origen, con seis cuerdas dobles.

 

 

EL VIOLIN

 

 

  EL VIOLÍN surgió en Italia a comienzos del siglo XVI. Parece haber evolucionado a partir de dos instrumentos de cuerda frotada: la fídula, también denominada viella y rebec, y la lira da braccio (instrumento como el violín con bordones separados del diapasón). También relacionado con el violín pero no un antecedente directo, es la viola da gamba, instrumento de seis cuerdas con trastes que apareció en Europa antes que el violín y existió junto con él durante unos 200 años.

 Los más importantes violeros fueron los italianos Gasparo (Bertolotti) da Salò y Giovanni Maggini de Brescia y Andrea Amati de Cremona. El arte de la construcción del violín brilló con gran intensidad en el siglo XVII y comienzos del XVIII en los talleres de los italianos Antonio Stradivarius y Giuseppe Guarneri, ambos de Cremona, y del austriaco Jacob Stainer.

 

 

LA LIRA

 

 

 

 

 LIRA (música), instrumento musical de cuerda formado por dos brazos que sobresalen de una armadura cerrada o cuerpo. Sobre éstos se apoya un travesaño al que se sujetan las cuerdas. Éstas se dirigen hacia el cuerpo, pasan por encima de la tapa armónica, sobre el puente y terminan en un cordal en el extremo inferior de la tapa. En las liras de tabla el cuerpo puede ser el caparazón de una tortuga o un cuenco tallado y la tapa es de piel animal. En la antigua Sumeria, hacia el 2800 a.C., se utilizaron cajas con brazos asimétricos. Esta lira apareció también en Egipto junto con la simétrica, más pequeña. El instrumento fue muy popular en Grecia y estuvo asociado al culto del dios Apolo, pero ya Homero mencionaba la Ghorminx, lira preclásica propia del arte micénico. Se fabricaron en la época clásica dos grandes variedades: la kithara, propia de músicos profesionales, era una lira de tabla con brazos simétricos gruesos y huecos que se tocaba con un plectro o púa. La lyra, utilizada por los músicos aficionados y punteada con los dedos, era una lira de caparazón, casi siempre de tortuga, con un parche de piel de toro. Se dice que Hermes ofreció este instrumento tanto a Apolo como a Orfeo, como símbolo de expresión poética. El antiguo kinnor hebreo, instrumento del rey David, fue como la kithara y tiene posible origen asirio. En tiempos modernos se han tocado liras parecidas, con o sin puente, en el África oriental. Se incluyen aquí la beganna, que es también como la kithara, y la lira krar, ambas de Etiopía pero de más modestas dimensiones. En las antiguas liras africanas las cuerdas estaban enrolladas en el travesaño y se tensaban estirando las vueltas o insertando pequeñas cuñas de madera.

 

 

EL PIANO

 

 

 

 PIANO, instrumento de cuerda con un teclado derivado del clavicémbalo y martillos y cuerdas derivados del dulcémele. Difiere de sus predecesores, sobre todo, en la utilización del sistema del martillo impulsado hacia las cuerdas por la tecla, que permite al intérprete modificar el volumen mediante la pulsación fuerte o débil de los dedos. Por esta razón el primer modelo (1709) se denominó gravicembalo col piano e forte (‘clavicémbalo con suave y fuerte’). Su creador fue Bartolomeo Cristofori (1655-1731), fabricante de clavicémbalos florentino, al que se considera inventor del instrumento en 1698. Dos de sus pianos han llegado hasta nuestros días. La caja de uno, fechada en 1720, está en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York; la otra, de 1726, está en el Museo de la Universidad Karl Marx de Leipzig.

 A partir de 1725, año en que el organero alemán Gottfried Silbermann, de Friburgo, adopta el sistema de Cristofori y construye dos pianofortes que somete a la consideración de Johann Sebastian Bach, los mayores avances se producen en Alemania. Quizá la contribución más importante fue la de Johann Andreas Stein, de Augsburgo, al que se considera inventor de un sistema de escape mejorado que sirvió para fundar la escuela vienesa de piano elogiada por Wolfgang Amadeus Mozart, que contó con el favor de la mayoría de los compositores alemanes de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Varios constructores de la Alemania central emigraron a Londres hacia 1760 y fundaron la escuela inglesa que, con John Broadwood y otros, empezó a trabajar para la producción de pianos más sólidos, cuya fama ha llegado hasta nuestros días. El francés Sébastien Érard fundó la escuela francesa en la década de 1790. En 1823 desarrolló el sistema de doble acción que todavía hoy es de uso general. En esta época, artesanos de muchos países europeos trabajaban para perfeccionar el instrumento. Se produjeron numerosas mejoras en el diseño y la construcción. Alemania y Estados Unidos han destacado en la fabricación de pianos, en especial la casa alemana fundada por Karl Bechstein y las estadounidenses Steinway, de Nueva York, y Chickering, de Boston. Los pianos de la fábrica austriaca Bösendorfer son también muy apreciados.

 

 

PRINCIPAL