Make your own free website on Tripod.com

 

CONCEPTO

HISTORIA

GRAFICA MUSICAL

NOTACIÓN ANTIGUA

NOTACIÓN ACTUAL

INTERPRETACIÓN MUSICAL

 

 

 

 

CONCEPTO

 

 Se ha definido de infinitas maneras: el arte de bien combinar los sonidos y el tiempo; la ciencia de perfecta harmonía y melodía; el arte de expresar determinados sentimientos por medio de sonidos bien coordinados; el movimiento de sonidos organizado a través de un espacio de tiempo; el arte de conmover por la combinación de sonidos.

 

 

HISTORIA

 

Sobre los orígenes no hay nada concreto. Parece que la música siempre ha existido unida de manera indisoluble al hombre, donde la forma y la sustancia se confunden. A lo largo de los siglos, la música ha tenido muchas acepciones. Para los antiguos pitagóricos, música significaba el concierto y armonía del Universo según número. En la actualidad se habla de la música del lenguaje (acento y ritmo); el verso es verso en cuanto combinación musical de palabras, el arte métrica es una aplicación de la música al lenguaje y la danza no se concibe sin un elemento musical que regula los movimientos. No es exacto que la acepción de la palabra música entre los griegos se acercara a nuestro vocablo arte, pues separaban las artes de la música en grupo aparte de la pintura, escultura y arquitectura.

 

 

Gráfica musical

 

El tiempo en música se expresa mediante las longitudes de las notas y su ausencia (silencios) y las relaciones entre ellas, los grados relativos de  énfasis sobre las diferentes notas y el compás. La mayor parte de la música occidental está construida sobre una estructura de pulsos que aparecen de forma regular,  una estructura métrica, que puede ser explícita (como al golpear el bombo en la música popular y en las bandas de marcha) o implícita (como suele suceder en la música sinfónica o instrumental). Las tres medidas o compases más comunes de la música occidental son las unidades de cuatro tiempos (con el acento principal en el primer tiempo y uno secundario en el tercero), las de tres tiempos (con acento en el primero) y las de seis (con acento en el primero y otro secundario en el cuarto tiempo). Por convención, estos compases se denominan cuatro por cuatro, (4/4) tres por cuatro (3/4) y seis por ocho (6/8). Sin embargo, se puede encontrar una complejidad mayor en la música artística del siglo XX, en la música clásica de la India y en los conjuntos de tambores de África occidental. Una gran parte de la música se estructura sin un metro regular, como en algunos géneros de la India y el Próximo Oriente, o en el canto litúrgico cristiano, judío, islámico y budista.

La organización dada  a unos tonos simultáneos también es de gran importancia. Dos o más voces o instrumentos tocando juntos pueden percibirse como si produjeran melodías independientes aunque relacionadas (contrapunto). El énfasis puede estar en la manera en que las notas que suenan de forma simultánea (los acordes) se relacionan entre sí, así como en la progresión de dichos grupos a través del tiempo (armonía).

 

 

Notación antigua

 

Los pueblos antiguos indios, chinos y griegos, se han valido de las letras de sus alfabetos para representar los sonidos musicales, modificando de distintas maneras la forma de las mismas.Los griegos tenían doble notación musical: una para las composiciones de música vocal y otra que indiferentemente se aplicaba a la música vocal y a la instrumental. Parece que los romanos practicaron con su propio alfabeto el mismo sistema que los griegos. Al sistema alfabético sucedió el de los neumas, neumi  o acentos, cuya significación no se conoce precisa y claramente. Los signos neumáticos son muy numerosos y parecen pertenecer a diferentes familias, no ofreciendo entre ellos mas que un vago parentesco. En latín no se escribían los acentos, pero los gramáticos conocían los caracteres y los habían compilado; de los cuatro acentos principales o melódicos, el grave significaba descenso de la voz; el agudo elevación; el circunflejo elevación y descenso sucesivamente, y el anticircunflejo descenso y reelevación. Este sistema fue transformándose paulatinamente con la introducción de la pauta, una o varias líneas que señalan la altura, las figuras indicadoras del tiempo, las claves, etc., hasta llegar a la gráfica actual.

 

Notación actual

 

Para la expresión gráfica de los sonidos, la música tiene la pauta (una, dos, tres, cuatro o cinco líneas) que precisa la altura y grado de la nota en la escala, y líneas adicionales cuando las de la pauta no bastan, y las claves, que señalan el nombre de las notas. Además, están los sostenidos, bemoles y becuadros, que indican las alteraciones semitonales.

 A fines del siglo XI la notación proporcional fue inventada, según se cree, por Franco de Colonia (1047-1085), y se indicaba la duración de las notas por la diferencia entre las figuras de las mismas. En el siglo XV la notación blanca prestó un nuevo elemento a la escritura musical. En el siglo XVI los signos redondos sustituyeron a los cuadrados, se suprimió el uso de la máxima, de la longa y la breve, añadiendo en cambio otros signos para las notas de corta duración, viniendo a resultar la notación actual en signos para las siguientes notas: semibreve, mínima, semínima, corchea, fusa y semifusa. Las tres primeras han recibido más tarde el nombre de redonda, blanca y negra.

 De las anteriores notas, la corchea, semicorchea, fusa y semifusa, cuando van unidas con otras del  mismo valor, en vez de los ganchos tienen barras que las unen entre si.

 Asimismo existen los homónimos de estas figuras en silencios, esto es, la misma duración que una figura con ausencia de notas. Los silencios o pausas se expresaron gráficamente por barras gruesas que atravesaban los espacios si duraban más de un compás. Cada espacio atravesado indica una breve o dos redondas, o dos compases. 

 Para marcar el aumento o disminución de fuerza se emplean reguladores, ángulos cuya abertura indica el máximo de fuerza y el vértice el mínimo. Son de diferentes longitudes, y la cantidad de fuerza que ha de desarrollarse es relativa a la que vaya indicada en el período o frase. Esta se marca con las letras f  (forte), mf (mezzo forte) y p (piano), y otras palabras más, como crescendo y diminuendo, que surten el efecto de los reguladores.

 El fraseo se indica por ligaduras y otros signos de articulación y acentuación. Las ligaduras marcan la extensión de las frases y miembros, y los otros signos indican como han de atacarse y terminarse para separarlos distintamente. El movimiento se expresa con las palabras llamadas aires, y más precisamente con los signos metronómicos. Para dar expresión y matices a la música, se emplean palabras. 

 Además de la gráfica general de toda música, cada instrumento o familia tiene la propia, ya sea para indicar los registros (órganos, harmonio) y sus combinaciones y enganches, los pedales, la digitación que debe emplearse, los agujeros, llaves y pistones, el ataque del arco en los de esta familia, etc.

 

Interpretación musical

 

Los medios de interpretación de la música son: la voz humana y los instrumentos musicales. La voz humana es un instrumento melódico, pues sólo puede producir sonidos sucesivos. Comprende una escala de sonidos cuya extensión es, aproximadamente de cuatro octavas, desde las voces graves del bajo, barítono, tenor (voces de hombre), hasta las agudas de contralto,mezzosoprano y soprano (voces de mujer). La ventaja de la voz humana sobre los instrumentos musicales está en que ella sola puede unir la palabra al sonido, expresando, por lo tanto, con precisión los sentimientos. Ya sea sola o multiplicada y combinada en coros armoniosos, la voz humana produce admirables efectos musicales. La polifonía vocal ha producido en los siglos XV y XVI maravillosas obras maestras, como las de Palestrina, Victoria, etc., que no necesitan de instrumentos en absoluto.

 

Todas las sociedades tienen música vocal y, con alguna excepción, instrumentos. Entre los más sencillos están los palos que se golpean entre sí, los palos con muescas que se frotan, las carracas y las partes del cuerpo que se usan para producir sonido, como al golpear muslos y palmas. Estos instrumentos simples se encuentran en muchas de las culturas tribales. En todo el mundo se pueden utilizar como juguetes o para participar en rituales arcaicos. Algunos instrumentos muy complejos muestran su flexibilidad no sólo en lo que al sonido se refiere, sino también en el timbre. El piano produce la escala cromática desde la nota más grave a la más aguda de las usadas en el sistema occidental y responde, en cuanto a la calidad de sonido,a una gran variedad de toques distintos. En el órgano, cada teclado puede conectarse a voluntad a una variedad de colores tonales. El  sitâr hindú se usa una cuerda pulsada para la melodía, otras cuerdas similares sirven para las notas de pedal, mientras que otras producen sonidos fantasmagóricos gracias a la vibración por simpatía. La tecnología moderna ha utilizado los principios de la electrónica para fabricar numerosos instrumentos con una flexibilidad case infinita

 

TITULO

 

Principal